Autor: cinececblog

Historia de un blog de cine

cineblog3

Éste es el título del libro de nuestro socio Ramón Ramos, que acaba de publicar con motivo del décimo aniversario de su blog Galax Pictures Cine Blog. Historia de un blog de cine reúne los contenidos de un blog de cine que muestran la pasión por el séptimo arte de Ramos. Un libro con vocación de entretener no sólo a aficionados al cine si no a todo el público.

En el año 2.006 nacía la web Galax Pictures, una “productora de cine online”, pensada para ofrecer on line vídeos de producción propia. Como complemento a esta web surge poco después un blog que ha ido evolucionando con el tiempo. Su autor lo explica: “Empezó como un complemento de galaxpictures.com (…) A lo largo del tiempo lo he ido nutriendo de contenido cinematográfico de manera que se ha ido convirtiendo en un blog de cine con críticas y artículos de opinión sobre el séptimo arte, y además cuando tengo algún vídeo nuevo me sirve para promocionarlo”.

Y ahora da el salto a libro, con una selección 55 artículos publicados durante estos diez años, acompañados de comentarios y anécdotas. Una excusa perfecta para celebrar ni más ni menos que diez años, pero también para que “los artículos no se queden perdidos y olvidados en el ciberespacio”. Al elegir los textos que iban a aparecer en Historia de un blog de cine Ramos ha tenido en cuenta lo que más le inspira, como él cuenta “las historias de aventuras, thriller y ciencia ficción”. Autores como Michael Crichton y Vázquez-Figueroa o cineastas como Spielberg y Lucas le han marcado especialmente. “Historia de un blog de cine” nos habla, además, de cómo se fraguó Galax Pictures Cine Blog, y qué motivos impulsaron a su autor a crearlo.

El libro ha sido editado por Bubok Publishing y su presentación contó con la presencia del presidente del Círculo de Escritores Cinematográficos, Jerónimo José Martín.

Entrevista a Cruz Delgado y a su hijo Cruz Delgado Sánchez. Toda una vida dedicada a la animación

Por Javier García.

Nuestra animación en España comienza con un “Coloso animador”: Cruz Delgado; y continúa con otra eminencia, en su hijo: Cruz Delgado Sánchez. Dos profesionales dedicados por completo a los dibujos animados más admirados por millones de los espectadores españoles. Tener al padre y al hijo juntos, en una misma conversación es todo ¡un lujazo!. En esta entrevista nos cuentan parte de todas sus experiencias profesionales.

¿Cuándo les nace la pasión por el dibujo animado?

CRUZ DELGADO -Padre. Desde muy niño me gustaba el dibujo animado, y cuando tuve la primera ocasión empecé a colaborar en historietas, donde debo yo todo mi aprendizaje en el dibujo. Colaboraba en todas las revistas del momento, y también colaboré fuera de España.

CRUZ DELGADO SÁNCHEZ -Hijo. Yo, desde que tengo memoria he estado rodeado de dibujos animados, es una cosa que siempre me gustó. Cuando ya tenía claro a qué me quería dedicar estudié cine, trabajé con mi padre en el estudio, y hasta hoy, siempre haciendo cosas en favor de la animación.

Para Cruz Delgado (padre). ¿De qué manera comenzó la aventura de fundar en Madrid una productora dedicada en exclusiva al mundo de la animación?

CRUZ DELGADO -Padre. Dedicado por entero a la historieta, yo había trabajado cuatro años con José Luis Moro en Estudios Moro. Y con mi amigo Félix Cascajo, gran dibujante, fundamos ‘Mizpah’. Hablamos con un gran amigo de los dos, Eduardo de Prada, abogado y entusiasta del arte y del dibujo y el cine, y le propusimos montar un estudio para la producción de películas de dibujos animados. Era el año 1963. Se montó un estudio en la calle Infantas, y como yo ya había hecho el cuento de ‘El Gato con Botas’, lo trasladamos al dibujo animado, hice el storyboard completo, basado en la historieta y en el cuento. Nos pusimos a trabajar con animadores que yo ya conocía de los Estudios Moro, se creó un equipo, y se hizo esta película. Se presentó en el año 1964 en el Festival de Gijón que llevaba dos años de existencia, tuvo un gran éxito, y se presentó fuera de España, en diferentes certámenes internacionales; y ése fue el principio…

Como profesores y conferencistas de la animación, ¿en qué estado se encuentra la animación en España hoy?

CRUZ DELGADO SÁNCHEZ -Hijo. Se están haciendo buenas producciones importantes, y en general, sí que goza de buena salud. La proliferación de escuelas y de estudios universitarios donde seguimos dando clase, está favoreciendo en la salida de profesionales que antes, en la época de mi padre, no se encontraban porque no había escuelas.

CRUZ DELGADO -Padre. La salud del dibujo animado de hoy sí que existe, pero yo echo en falta ese romanticismo, la artesanía que había antes (…) Pintar un fondo, dar vida a un personaje, todo es distinto hoy. La gente de 50 años de hoy, ha vivido la realidad de ése dibujo que te transmitía mucho, que tenía ‘alma’, y que hoy se ha perdido por las nuevas tecnologías que te lo hacen ‘casi todo’.

CRUZ DELGADO SÁNCHEZ -Hijo. La animación tradicional hecha dibujo animado se ha abandonado, cuando perfectamente se puede seguir haciendo. Se pueden hacer películas con procesos digitales, y se pueden seguir haciendo películas al estilo clásico, parece que está, como abandonado. Hay que reivindicar todo esto, porque se puede hacer de las tres técnicas que tiene el dibujo animado hoy.

Para Cruz Delgado Sánchez (hijo). Quinto libro: ‘¡A ver quién se anima!’, con grandes colaboraciones, ¿De qué manera le nace la inspiración para escribir un libro tan bellamente documentado?

CRUZ DELGADO SÁNCHEZ -Hijo. Desde que publico con Diábolo Ediciones, intento buscar temas que no existan. A mí, es que no me hace ilusión escribir cosas que hayan escrito antes otros. Me di cuenta que no había un libro que tratara sobre todas las conexiones que ha habido, más que la gente cree, entre la animación y la imagen real, los saltos del dibujo animado convertidos en imagen real, y la imagen real convertidos en dibujos animados; me parecía que estudiar todos esos cruces, entre unas cosas y otras, podía ser divertido e interesante como para hacerlo en un libro, y eso es lo que he hecho.

Para Cruz Delgado (padre). ¿Qué satisfacciones le ha dejado la serie de televisión: ‘Don Quijote de La Mancha’?, ¿se hace necesaria una reposición en televisión?

CRUZ DELGADO -Padre. Muchísimas, porque fue todo un éxito. Lo que yo quise hacer es un largometraje, y con esa idea se la presenté a una persona muy importante dentro del mundo del merchandising: José Javier Romagosa, que fue el que trajo a España la serie japonesa de ‘Heidi’, éxito comercial increíble que, según me comentaba él, era una serie que la tenían abandonada y arrinconada. Yo fui a verle, aunque ya le conocía, le ofrecí el proyecto con unos dibujos que le llevé, y le entusiasmó… Me dijo: ‘Esto es un éxito, pero no como largometraje, sino para una serie de televisión’. En principio iban a ser 52 episodios, y se quedaron en 39 episodios de media hora. Se presentó un proyecto piloto de 15 minutos a Televisión Española, cogiendo tres momentos de ‘El Quijote’ de los más populares de la obra: ‘El manteo de Sancho’, ‘Los molinos’ y ‘Los cueros de vino’. Les gustó muchísimo, pero las negociaciones con Televisión Española fueron largas, complicadas, y desesperadas, como siempre con Televisión Española.

Las músicas se ponían en base al storyboard, y los diálogos se grababan antes, como se deben de hacer, para adaptar la animación luego. Todo diálogo tiene un tiempo, y el animador se adaptaba a ese tiempo. Yo escogí las personas más idóneas, sobre todo una que es: Fernando Férnán Gómez para hacer la voz de El Quijote, y Antonio Ferrandis para hacer la voz de Sancho. El narrador, que es el propio Cervantes lo realizó Rafael de Penagos (…) La música la realizó Antonio Areta, salvo la presentación que la hizo Juan Pardo ‘Sancho, El Quijote’… por imposición de la discográfica, de manera más comercial, cantada por niños, el grupo BOTONES, un dúo muy particular con Sancho-Quijote, Quijote-Sancho que todo el mundo lo recuerda.

Para Cruz Delgado Sánchez (hijo). ¿Cuáles han sido sus fuentes de información para la realización del libro?, ¿qué aportaciones tiene de su padre?

CRUZ DELGADO SÁNCHEZ -Hijo. Sobretodo biografía, he buscado parte en hemerotecas, pero la verdadera hemeroteca no tengo que buscarla mucho porque la tengo en casa. Tengo muchos libros y muchas revistas, mi padre tiene mucha documentación. Tenemos una exposición que hicimos en Animadrid, y es algo que está esperando a que vuelva a exponerse nuevamente, se trata de toda la trayectoria de mi padre. Esperando a que alguien se interese, y quiera exponerla de nuevo. Tenemos alrededor de setenta y tantos paneles. En la página web, hay una visita virtual, muy interesante.

Para Cruz Delgado (padre). El Círculo de Escritores Cinematográficos -CEC-, le entrega la Medalla de Honor el martes 4 de mayo del 2010, en un homenaje hacia su persona inolvidable ¿qué ha supuesto para Ud. este reconocimiento español?

CRUZ DELGADO -Padre. Antes recibí el Goya, por la primera película de animación premiada por la Academia del Cine Español a ‘Los Cuatro músicos de Bremen’. Luego está el Premio de Animadrid que me dan en el 2008, y la Medalla del Círculo de Escritores, los tres reconocimientos más importantes que he tenido; la Medalla, un reconocimiento inolvidable.

CRUZ DELGADO SÁNCHEZ -Hijo. Lo que no ha tenido, es algún reconocimiento a nivel oficial, esperemos que se acuerden las altas instancias de darle algún reconocimiento oficial.

Consejos, para una persona que empiece a interesarse por el mundo de la animación hoy, ¿dónde puede empezar a estudiar?

CRUZ DELGADO SÁNCHEZ -Hijo. Hay sitios donde estudiar, donde estoy yo son dos centros de rango universitario. La gente sale con una formación, que no es todo lo completa que debiera de ser… pero es un punto de partida. Las nuevas generaciones desconocen todo el periodo clásico, yo les pongo muchas cosas antiguas; son chavales de 18 años, y se quedan asombrados, nadie les ha puesto nada.

(…) Les digo que busquen en YouTube, porque realmente tienen una filmoteca en el bolsillo, en los móviles, podéis ver cualquier película. (…)

CRUZ DELGADO -Padre. Yo le aconsejo, y le digo a mi hijo que a las nuevas generaciones les vaya enseñando el cine clásico, que eche un poco de semilla para que vaya germinando, porque vemos falta la curiosidad, el interés por conocer cosas. Van muy rápido los jóvenes de 18 y 19 años, teniendo poco interés por conocer.

¿Quieres saber quiénes son los dibujos que más han influido en padre e hijo? ¿Molécula, Los Trotamúsicos, Don Quijote…? Lee la entrevista completa en la revista LAS ESTRELLAS, MIS AMIGOS.

 

Entrevista a Miguel Juan Payán, Medalla 2017 a la labor periodística

payanmedallaentrevista

A Miguel Juan Payán se le acaba de conceder la Medalla del CEC a la labor periodística. Ha escrito sobre cine en medios como La Gaceta de los Negocios, Imágenes de Actualidad, Cine Nuevo, Revista de Cine, Manhattan, Pantalla 3 y Academia. Sin embargo, se ha prodigado especialmente en la revista Acción, donde continúa siendo el autor más destacado hasta la actualidad. Está considerado uno de los autores de libros de cine más prolíficos de España, pues tiene en su haber una cincuentena de títulos, de las más variadas temáticas. En paralelo, ha desarrollado una gran labor como profesor de Historia del Cine y Géneros Cinematográficos, en la Escuela Superior de Artes y Espectáculos TAI de Madrid. 

Nuestro socio Javier García ha tenido un encuentro con él y ha realizado una entrevista de gran e interesante contenido que os mostramos a continuación.

JAVIER GARCÍA: ¿Cuándo comienza el deseo de ser periodista?

MIGUEL JUAN PAYÁN: Cuando acabo de estudiar la la EGB y entrar en el BUP. Me empiezo a interesar, porque yo lo que quería era ganarme la vida escribiendo, y creo que en el periodismo podía haber un hueco interesante, que lo había; era otro mundo distinto al que hay hoy en día.

 J. G. Te especializas en Cine, ¿cómo recuerdas tus comienzos?

M. J. P. Al principio es que no me especialicé en nada. Yo lo que hacía era cubrir, y estuve trabajando en salud, en publicaciones científicas, en una publicación de esoterismo llamada  MÁS ALLÁ; porque todo lo que salía ‘lo ibas pillando’, y entre todo estaba el cine; al final, me decanté por el cine porque me daba más satisfacción estar y trabajar sobre el cine, que estar hablando del tumor de testículos… Un día, estaba escribiendo una entrevista de un médico sobre tumores de testículos, y me dije que a mí que ya no me convencía mucho, y cambié, me centré más en el cine.

 J. G. ¿A quién tienes que dar las gracias?

M. J. P. Inevitablemente a mis padres, sobre todo a mi padre, ya lo dije cuando recibí la Medalla… mi padre fue el culpable, entre comillas, de enseñarme el camino de la lectura, porque no me obligó, ni me impuso ninguna norma ya que primero me compraba tebeos, después me empezó a comprar libros, de manera constante, fascículos, enciclopedias, de todo, y de alguna manera sin decirme nada, me estaba mandando un mensaje claro de que mira por aquí, que hay cosas entretenidas y divertidas, me metió en la lectura, y de la lectura pasé directamente a escribir. Mi abuelo también me compró una máquina de escribir cuando tenía 12 ó 13 años, y me puse a redactar también artículos con los dos dedos, y ahí empezó, una cuestión familiar.

 J. G. ¿Cuál es la forma correcta de ver a los hacedores, que tienen que dirigir a los medios informativos de hoy?

M. J. P. Es que hay un desencuentro, entre lo que la gente le apetece saber y conocer o sentir, cuando va al cine, y lo que algunas publicaciones pretenden inculcar al espectador de cine. Creo que hay un abismo grande. Hay un abismo general acerca de la opinión del público, y la opinión de la crítica. Más que a la gente que se dedica a dirigir medios, plantearía un mensaje a Productoras y Distribuidoras… Como dije cuando recibí la Medalla del CEC, tienen que darnos ‘más minutos de partido a la prensa’, al periodismo escrito, a las revistas y a la prensa escrita, a las publicaciones, ya que en el fondo ellos son comunicadores, pero nosotros también somos comunicadores, y la industria del cine español no está para permitirse el lujo de que estemos ‘peleando’ en dos trincheras distintas.

Hay un ‘divorcio’, entre la industria y la prensa del cine, donde existe un trato especial para algunas publicaciones, y no para otras, y hay un trato especial para determinado tipo de periodista, y no para otros, si a eso le añades que hay un enamoramiento pasional de las nuevas tecnologías, que me parecen muy bien porque son útiles, y son una herramienta, pues ahí se complica todo. La clave está, en que yo aprecio un divorcio, una separación entre este mundo de los comunicadores del cine: actores, productores, directores, etc…, y el mundo de los comunicadores del cine a través del periodismo. No quiero llamarlo ‘amiguismo’, pero sí que hay unos afectos, y unos des afectos, y como ‘está el patio’, hoy no te puedes permitir prescindir de ningún soldado en este ejército que en definitiva lo que hace es vender una película ¿no?; nosotros somos parte de esa promoción de la película, si nos dejan, si no nos dejan iremos a otra cosa, películas hay muchas, y creo que el cine español tiene que hacer los deberes, en ese sentido. El cine americano, lo tiene más o menos organizado, pero el cine español tiene que hacer esos deberes.

 J. G. Tienes en tu haber 50 libros publicados con la temática del cine, ¿cuáles son tus fuentes de inspiración para escribirlos?

M. J. P. ¡A ver!, yo no me inspiro, yo tengo una norma, si me pagan lo escribo, y si no me pagan, no lo escribo. De hecho, hace ya que no escribo porque he conocido unos buenos editores, otros malos, y otros regulares. Con ciertos editores hay relación de amistad, y con otros, ha habido una relación más comercial. En cualquier caso, yo puedo decir que todos los libros que he escrito, los he cobrado. Todos. Lo que me doy cuenta en estos momentos es que pueda escribir un libro y no cobrarlo, y yo por ahí no paso, un libro requiere mucho esfuerzo, mucho sacrificio… y veo que se han rebajado las cantidades de anticipo, si se llega a cobrar anticipo, y es que el concepto del libro, para algunos editores es que ‘creen’ que te están haciendo un favor al publicarte el libro, y yo no lo veo así.

Escribir un libro es un trabajo, como otro cualquiera, y obviamente tiene que estar remunerado, y si no lo está, a mí no me produce escribirlo. Actualmente estoy preparando un libro, porque yo confío en el editor en cuestión, con un compañero, Jesús Usero, y puedo decirte que son temas relacionados con el cine. Y es que tengo tanta confianza en ese editor, que ni siquiera voy a pedirle un adelanto, cosa que he hecho siempre. El editor está ahí para ayudar, no para crear un obstáculo, cuando el editor se convierte en un obstáculo me hago yo editor, y me edito a mí mismo, y elimino la figura del editor, ¿me comprendes?, eso es lo que tienen las nuevas tecnologías, que te permiten hacer ese juego de editarte a ti mismo.

payanentrevista2

Para mí es muy gratificante que un grupo de compañeros me reconozcan mi labor dedicada al periodismo.

J. G. Recibes recientemente la Medalla del CEC 2017 a la labor periodística, ¿qué supone éste reconocimiento para ti?

M. J. P. Para mí es muy gratificante que un grupo de compañeros me reconozcan mi labor dedicada al periodismo. Tanto los compañeros del CEC, como los lectores de la Revista ACCIÓN, como los de fuera me felicitaban, y resultó, como te digo, muy gratificante. Me ha gustado mucho recibir esas muestras de afecto, tengo que decir que también las he recibido cuando falleció mi padre, por parte de los lectores y compañeros, y en ese sentido, yo me siento gratificado porque hay una relación de afectos. Ya sabes que en esto hay compañeros que les caes bien, y a otros no tan bien, pero a mí también me pasa lo mismo.

 J. G. Al recoger la Medalla, dices que el lector de papel tiene un ‘gran mérito’ ante las nuevas tecnologías; ¿puedes explicarnos el motivo principal de tu reflexión?

M. J. P. Muy sencillo, primero, un lector de papel lo que hace es invertir esfuerzo en ir a comprar la revista, el periódico o la publicación que sea, segundo invierte dinero, y luego invierte su tiempo de ocio en leer, yo siempre agradezco que la gente lea, y cuando algún lector me dice que ha leído un artículo le digo que gracias por leernos, gracias por leer ‘lo que sea’. No podemos dejar que la ‘sangría de chavales’, de nuevas generaciones no lean, esa sangría hay que cortarla, un país no puede vivir de nuevas generaciones que se dedican a jugar a videojuegos, eso no es el futuro, eso es un callejón sin salida.

Yo doy gracias por leer, lo que sea, lo que yo escribo, o lo que escriben otros, y creo que es la base para la construcción de un país. En las clases que yo doy en TAI, les digo a los alumnos que tienen que leer, si no leen, ¿cómo vais a contar historias?, es el alimento necesario para contar, hay que comer, alimentarse, y no estar raquíticos, estáis famélicos… Lee lo que quieras, lee porque el ejercicio o la gimnasia mental que se hace leyendo, no se hace haciendo otro tipo de cosas. Es una falacia aquello que se dijo en su momento, de que cogiendo un jueguecito de ordenador, las personas mayores podrían combatir el Alzheimer, está demostrado que la mejor manera de combatir el Alzheimer es leer, ya que cuanto más lees, más tienes el ejercicio mental para tu profesión. Para hacer gimnasia mental no hace falta hacer ‘sudokus’, ponte a leer una novela, o un libro que te guste, o lo que sea.

 J. G. En tus clases de Historia del Cine y Géneros Cinematográficos, ¿qué clase de estudiantes te encuentras?

M. J. P. De todo tipo. Sí que se está notando bastante una regularización, yo doy clases de grado universitario, entonces decirte que doy clase de primero, segundo y tercero de grado en distintas asignaturas, en historia, análisis… y se nota que cada nueva hornada de estudiantes de cine que viene, viene con más ganas, pero también viene más enfocada, más seria, ¡claro!, ahora lo que hay que hacer es crear una industria que acoja a toda esta gente, que le de trabajo a toda esta gente, y que ahora mismo no existe en España. Ya hemos dado el primer paso de organizar, que estos sean estudios universitarios; es decir, que cuando salgan de aquí tengan un título universitario, esto no garantiza que trabajen, pero estamos en el camino…

 J. G. ¿De qué manera visionas el cine actual de hoy?

M. J. P. Si hablamos del cine español, me gusta mucho la cosecha que se ha hecho en el 2016. Una de las alegría de las Medallas era el de poder estar con ésta gente de este año que han sido premiados, ha habido una muy buena cosecha este año con mucho cine de género, pero también con películas como El Olivo, o La Puerta Abierta que demuestran que aunque se haga cine de género también hay cine de autor, y que el abanico en España es muy amplio, y que hay mucho talento, lo que hace falta es que la gente vaya al cine. El cine español hace un aporte esencial para la cultura del país, y el Estado tiene que respaldarlo, independientemente de la cuestión política; el cine español también tiene que andar ‘solito’, y enfrentarse a una realidad de ‘ser espectador’, y no ir a la ‘caza de subvención’ sistemáticamente, y eso muchas producciones lo tienen.

payanentrevista1

La clave es pasártelo bien, y en el momento en que no te lo pasas bien, dando clase, escribiendo, o viendo películas, lo que tienes que hacer es dejar de hacerlo.

 

J. G. ¿Cuál es tu cinta favorita, aunque los años pasen?, ¿por qué?

M. J. P. Grupo Salvaje (Sam Peckinpah, 1.969). Grupo Salvaje me cambió la manera de ver el cine. Tiene todo lo que yo necesito para respirar, para existir, tiene una clave de lealtad, tiene una clave de valor, tiene una clave de: ‘hay ciertas cosas con las que no comulgo, y si no comulgo las digo, caiga quien caiga, aunque caiga yo’, y tiene una clave esencial de que todos estos ‘tipos’ son mercenarios, como yo, ellos trabajan por dinero. Ellos hacen todo eso, no por una cuestión idealista, sino porque no saben ser de otro modo.

Creo que el cine de antes, el cine de los años 60-70, de alguna manera nos enseñaba una forma de moral, directores como John Huston, Sam Peckinpah, que son los directores de la derrota, y no estoy hablando de una moral tipo John Ford, no. De una moral de la derrota, de que incluso perdiendo, tienes que seguir siendo tú, de eso hablaba Grupo Salvaje, pero también Taxi Driver, Apocalipsis Now, y Toro Salvaje, como ves, van todas del mismo palo.

 J. G. De los directores noveles emergentes españoles, ¿Qué director te apasiona más, conocer su trabajo en los rodajes?

M. J. P. Me ha sorprendido Raúl Arévalo con Tarde para la ira. Que en una primera película como director tuviera las cosas tan claras para hacerla. Una película difícil, pero cuando trabajaba ya como actor ponía la atención en los directores, y lleva dentro la dirección, porque la película no es nada fácil, ya que ofrece muchos giros, no es una película cómoda. La exigencia del nivel de la cinta, es de una propuesta muy interesante. También me gusta mucho Marina Seresesky en La puerta abierta, que me ha demolido; yo cuando salí de ver la película me enamoré de ella, cuando no es un género que a mí me interese, pero vi cómo encajaba la visión del mundo siendo un drama, sin caer en las redes del melodrama, descastado, llorón y plañidero… es otro aporte interesante.

 J. G. Si te ofrecen introducirte en otras vidas, ¿cuál es la vida que te gustaría interpretar?

M. J. P. La mía. Es que lo que tuviera que arreglar son los errores míos, y qué mejor que arreglarlos que quedarme siendo yo, porque no me ha ido mal, esa es la verdad. Nunca he tenido mitos, ni deseos, ni anhelos, ni nada.

 J. G. ‘Jornadas Cine, Café y Tertulias para mayores’, ¿qué experiencias y sensaciones te ha dejado?

M. J. P. Me dejó una experiencia por parte del público, como siempre, de la gente que asistía, personas mayores de la tercera edad. Propusimos un proyecto con Gonzalo Sanz Larrey. Éramos un equipo, yo tenía un contacto, y hablé con la persona que llevaba el tema, y con Gonzalo montamos un proyecto. Estuvimos trabajando bastantes años allí, después me quedé sólo con el proyecto, y a la gente le encantaba. Intentábamos abrirle un hueco a las personas que son plenamente activas, y en contra de esa imagen de esa persona mayor… Ese disfrute, yo lo pasé muy bien con la gente, sobretodo, con la gente.

 J. G. Con tu gran experiencia de crítico cinematográfico, ¿qué se necesita para llegar a ser: ‘El Mejor’, en tu profesión?

M. J. P. Pues no lo sé, porque yo no soy el mejor. No lo sé lo que hará el mejor. Lo que necesitas para dedicarte a esto es que te guste el cine, que te guste de verdad, no que hagas ‘postureo’. Y otra cosa que necesitas es mantener tu criterio, y mantenerlo, lo que no puedes hacer es ser como una veleta, a ver lo que ‘pescas’, a la salida del pase de prensa de los compañeros, y a ver si te orientas con una película. Es que si la película te parece extraña, rara o no encaja, tienes que averiguar por qué no encaja. Reconozco que cuando vi por primera vez BladeRunner tuve una falta de sensibilidad con la película porque esperaba otra cosa, y a mí, no me convenció, pero yo era un espectador de quince, dieciséis años. Cuando aprendí la clave del oficio, de gente como Carlos Heredero, de César Santos Fontela, que eran gente que te enseñaba. Alfonso Eduardo te enseñaba otra forma de ver la revista cinematográfica, y con éstos dos caminos, era la raíz del asunto.

J. G. Proyectos a realizar, en un futuro cercano

M. J. P. Seguir trabajando y escribiendo el libro que tengo entre manos. Seguir grabando vídeos con Jesús Usero que nos reímos mucho, y la clave es pasártelo bien, y en el momento en que no te lo pasas bien, dando clase, escribiendo, o viendo películas, lo que tienes que hacer es dejar de hacerlo, o asumir que lo estás haciendo por dinero, lo cual es bastante triste, yo todavía no he llegado a ese punto, y espero no llegar nunca, me lo sigo pasando bien. Yo tengo claro que sigo siendo un mercenario, y lo seguiré siendo, si a mí esto no me pagan no lo hago, eso lo tengo claro.

J. G. Muchas gracias por ésta entrevista.

M. J. P. Muchas gracias a ti, por hablar conmigo.

Javier García (Revista LAS ESTRELLAS, mis amigos).

 

LEGIONARIO

legionario4

Trabajo de un director emergente sin subvención alguna.

Javier García (Revista LAS ESTRELLAS, mis amigos).

El próximo viernes 17 de febrero 2017 se estrena en España, en salas de cine limitadas: Legionario. Su realizador es Eduardo H. Garza. Junto a Sylvia Vivanco la producen y la filman con apenas diez mil euros, sin subvención ninguna, en un derroche de talento y honestidad fílmica, digna de los grandes héroes cinematográficos en el Mundo del Cine Español.

Tres años de trabajo sobre la idea de la venida de un legionario a su casa, después de haber pasado ‘un infierno’ en Afganistán. Thriller, suspense y drama se mezclan, para hacer realidad una cinta que te deja pegado al sillón, sin habla, y visionando las escenas inquietantes de su trama final, a ver lo que va a suceder finalizando la historia. Inteligente, audaz y valiente donde el ejército español prestó su cuartel ‘El Goloso’, para rodar parte de los planos aéreos, a modo de simulación de Afganistán en la isla de Gran Canaria; con fotografías y fondos, muy acertadamente conseguidos.

La cinta llegará a 21 territorios del mundo de manera digital, después de ser estrenado en nuestro país, España, como ya decimos, en salas muy limitadas. Legionario es una película ‘enorme’, y llena de un talento ‘inmenso’, con pocos recursos económicos, y con las interpretaciones de Raúl Tejón, Diana Palazón y Luis Mottola. El lado más humano de los soldados españoles, en una cinta brillantísima que te dejará ¡Helado! Si tienen la oportunidad de visionarla, no dejen de ir a verla en la sala del cine, tiene una duración de una hora y 23 minutos, muy bien narrada, y directa con lo que nos quiere dejar impregnado en nuestro intelecto.

Terror en el Museo de Cera

Nueva publicación de nuestro socio, el director y escritor Víctor Matellano.

Incluye el guión inédito del largometraje “Horror en el museo de cera” de Paul Naschy.

 

portada_terror-museo_pequenaLos museos de cera están ligados al terror desde sus comienzos.

La primera exhibición de figuras de cera fue con las máscaras obtenidas de las cabezas de los aguillotinados de la Revolución Francesa. Y la primera exposición estable como tal es una Cámara de los Horrores. Es muy común, aún en la actualidad, que los museos de cera dediquen espacio a los horrores reales o ficticios.

Las artes escénicas prestan desde muy temprano atención a los museos de cera, con el teatro del horror, El Grand Guignol francés, y la obra de André de Lorde “Figuras de cera” en 1910. Y pronto el cine hace lo propio.

El cine y las series de televisión dedicadas al terror, han prestado desde siempre atención a la relación de los museos de cera y el cine. Ya sea basándose en relatos de A.M. Burrage, Robert Bloch, o  en cómics como “TheVault of Horror”, se han producido películas para cine y televisión dirigidas por Alfred Hitchcock, Michael Curtiz, Paul Leni o André de Toth, protagonizadas por Vincent Price, Boris Karloff, RayMilland, Elsa Lanchester o Peter Cushing. Indudablemente el título más recordado y celebrado es Los crímenes del museo de cera/House of Wax, un enorme clásico.

Los museos de cera aparecen en terroríficas historias de inolvidables series como TheTwilightZone o Thriller y con personajes tan variopintos que van de la Familia Monster a Scoobydoo, pasando por El Santo, enmascarado de plata.

Tampoco los museos de cera y el terror ha escapado a la atención de la producción española, ya sea en series como Mañana puede ser verdad de Narciso Ibáñez Serrador, o en películas protagonizadas por Narciso Ibáñez Menta, Jack Taylor o Paul Naschy, y su inconclusa y misteriosa Horror en el Museo de Cera.

Los museos de cera siguen siendo fuente inagotable de inspiración para lo fantástico, lo raro, lo terrorífico. Hagamos en este libro un repaso por ese mundo de inspiración de personas que no lo son…. pero lo parecen.  

Título libro:        TERROR EN EL MUSEO DE CERA

Autor:                   Víctor Matellano

Incluye el guión inédito del largometraje “Horror en el museo de cera” de Paul Naschy.

Editorial:             Sial/Pigmalión

ISBN 978-84-16447-86-2

Ganadores de la 72 edición de las Medallas CEC

galeria

Repartidas han quedado las Medallas del Círculo de Escritores Cinematográficos en su 72 edición. Tarde para la ira partía como favorita y gana cinco Medallas, película, director revelación (Raúl Arévalo), actriz secundaria (Ruth Díaz), actor secundario (Manolo Solo) y guión original (Raúl Arévalo y David Pulido). Le sigue muy de cerca la otra triunfadora de la noche, El hombre de las mil caras, que ha conseguido cuatro Medallas: director (Alberto Rodríguez), actor (Eduard Fernández), actor revelación (Carlos Santos) y guion adaptado (Alberto Rodríguez y Rafael Cobos). Y aunque Un Monstruo viene a verme parecía haber llegado con desventaja a las nominaciones, al final se queda con tres de las cuatro Medallas a las que aspiraba: fotografía (Óscar Faura) y música (Fernando Velázquez) y montaje (Jaume Martí y Bernat Vilaplana).

A continuación os detallamos todos los ganadores de la noche. ¡Enhorabuena!:

Película: Tarde para la ira, de Raúl Arévalo.

Director: Alberto Rodríguez por El hombre de las mil caras.

Director revelación: Raúl Arévalo por Tarde para la ira.

Actor: Eduard Fernández, por El hombre de las mil caras.

Actriz: Emma Suárez, por Julieta.

Actor secundario: Manolo Solo, por Tarde para la ira.

Actriz secundaria: Ruth Díaz, por Tarde para la ira.

Actor revelación: Carlos Santos, por El hombre de las mil caras.

Actriz revelación: Anna Castillo, por El olivo.

Guión original: Raúl Arévalo y David Pulido por Tarde para la ira.

Guión adaptado: Alberto Rodríguez y Rafael Cobos por El hombre de las mil caras.

Fotografía: Oscar Faura por Un monstruo viene a verme.

Montaje: Jaume Martí y Bernat Vilaplana por Un monstruo viene a verme.

Música: Fernando Velázquez por Un monstruo viene a verme.

Documental: El Bosco: El jardín de los sueños, de José Luis López Linares.

Largometraje de animación: Ozzy, de Alberto Rodríguez Rodríguez.

Película extranjera: Hasta el último hombre, de Mel Gibson (Estados Unidos).

Medalla de Honor: El actor Emilio Gutiérrez Caba.

Medalla a la labor de promoción del cine: Al Cine Palafox.

Medalla a la labor periodística: Al periodista, escritor y profesor Miguel Juan Payán.

Medalla a la labor literaria: a Diábolo Ediciones, por sus libros de cine.

PELÍCULAS PREMIADAS POR EL NÚMERO DE MEDALLAS:

Tarde para la ira = 5 Medallas CEC: película, director revelación (Raúl Arévalo), actriz secundaria (Ruth Díaz), actor secundario (Manolo Solo) y guión original (Raúl Arévalo y David Pulido).

El hombre de las mil caras = 4 Medallas CEC: director (Alberto Rodríguez), actor (Eduard Fernández), actor revelación (Carlos Santos) y guion adaptado (Alberto Rodríguez y Rafael Cobos),

Un monstruo viene a verme = 3 Medallas CEC: fotografía (Oscar Faura) y música (Fernando Velázquez) y montaje (Jaume Martí y Bernat Vilaplana).

Julieta = 1 Medalla CEC: actriz (Emma Suárez).

El olivo = 1 Medalla CEC: actriz revelación (Anna Castillo).

Ozzy = 1 Medalla CEC: largometraje de animación.

El Bosco: El jardín de los sueños = 1 Medalla CEC: documental.

Hasta el último hombre = 1 Medalla CEC: película extranjera.

Tras la entrega de premios, se ha proyectado en V.O.S. la película Manchester frente al mar (Manchester by the Sea), de Kenneth Lonergan, ganadora de un Globo de Oro y candidata a 6 Oscar.

La Gala ha contado con la ayuda de Fundación SGAE, Fundación AISGE, EGEDA y Universal Pictures. El guión estuvo escrito por Juan Luis Sánchez, Secretario General del CEC y han presentado la Gala los actores Brays Efe y Daniel Pérez Prada.

Conoce a todos los nominados.

Más información de galas pasadas en nuestra web.

Fichajes ‘estrella’: Brays Efe y Daniel Pérez Prada serán los presentadores de la 72 edición de las Medallas CEC

brays_pequena

Brays Efe es el hombre del momento.  Lo conocemos sobre todo por su papel en la serie web Paquita Salas, por el que acaba de ganar el Premio Feroz 2017 al mejor actor protagonista de una serie. Nacido en Las Palmas de Gran Canaria en 1988, pero criado en Vilariño (Pontevedra), estudió Comunicación Audiovisual en la Universidad Complutense de Madrid y ha trabajado como periodista, ayudante de casting y locutor de radio. Asimismo, ha escrito y dirigido tres cortometrajes y dos obras para microteatro. En cine, además de en varios cortos, ha participado en las películas Faraday, El futuro, Cómo sobrevivir a una despedida y La sexta alumna. En teatro, lo hemos podido visto en La llamada y Dextrocardiaco. Y, en televisión, además de protagonizar Paquita Salas, ha trabajado en El tea party de Mario y Alaska, y en Roomies.

daniperezpradaz

Nacido en Madrid en 1981, Daniel Pérez Prada es conocido por sus caracterizaciones del Padre Juan en Olmos y Robles o de Anne de Montmorency en Carlos, Rey Emperador, ambas series de TVE, para la que filma ahora El Caso. Últimamente, también lo hemos visto en las películas Todos tus secretos, Open Windows y Cómo sobrevivir a una despedida. En teatro, destaca su participación en obras como Titanias, La estrategia, La hermana prometida, Petición de mano, La función por hacer o MBIG, McBeth International Group, por la que fue nominado al Premio de la Unión de Actores al mejor actor secundario de teatro. Por su trabajo en la película Cásting ganó la Biznaga de Plata al mejor actor de reparto en el Festival de Málaga. Y también ganó diversos premios por sus interpretaciones en los cortos Otra cosa y Ritmosis.